22 de julio de 2012

Apocalypse Now




¿Alguna vez has considerado la verdadera libertad?
¿Libertad de la opinión de otros, e incluso de tus propias opiniones?


La lógica dialéctica es como, solamente hay amor y odio.
Tú amas a alguien o lo odias.
Ésta es la manera en que el maldito mundo de mierda acaba.
No con una explosión,
con un suspiro.

17 de julio de 2012

Relatos de Belcebú a su nieto




Creo haberte dicho ya, que, aunque desde el período que tú mencionaste casi todos los seres tricerebrados terrestres entran en posesión de una Razón automática gracias a las circunstancias anormalmente establecidas de su existencia eseral ordinaria, ocurre a veces que algunos de ellos escapan por azar a este destino común y se forma en ellos, en lugar de esa Razón automática que ha llegado a ser habitual en el Planeta Tierra, una genuina «Razón eseral» objetiva, tal como ocurre en todos los seres tricentrados de nuestro gran Megalocosmos.

Aunque tales excepciones son muy raras, especialmente durante los últimos siglos, no obstante, existen.
Para que puedas comprender aproximadamente cómo entre ellos se producen estas excepciones, debes saber primero que, a pesar del hecho de que es propio de ellos poseer una Razón automática durante su existencia responsable, no obstante, siempre y hasta la época actual, se encuentran en sus presencias durante el surgimiento y al comienzo de la formación de cada uno de ellos, los gérmenes de todas las posibilidades para la cristalización de los correspondientes datos eserales que más tarde, durante la existencia responsable, podrían servir para engendrar la Razón objetiva, la cual debería estar en las presencias comunes de los seres tricerebrados de todas las naturalezas y formas externas y que, en sí misma, no es otra cosa que, una «representación de la Esencia Misma de la Divinidad».

La extrema desgracia, en el sentido objetivo, de tus favoritos del planeta Tierra consiste en que ellos, que poseen esas posibilidades desde que surgen, caen en los primeros días después de la separación del vientre materno —gracias a las anormalidades establecidas en el proceso de la existencia eseral ordinaria de los seres que ya han alcanzado la edad responsable— bajo la obstinada influencia de ese medio maléfico, inventado por ellos para ellos mismos y del que ya te he hablado, al que ellos denominan «educación».

Y en consecuencia, todas las posibilidades para la libre formación de lo que se necesita para engendrar la Razón eseral objetiva se atrofian gradualmente y finalmente desaparecen en estos infortunados seres recientemente surgidos que son, por así decirlo, aún «inocentes en todo», durante el periodo de su llamada «edad preparatoria», y como resultado, cuando estos seres recientemente surgidos se convierten en seres responsables, no entran en posesión de la Razón objetiva que deberían poseer, sino de esa extraña totalidad de impresiones artificiales y engañosas automáticamente percibidas que, sin tener nada en común con la localización de sus partes eserales espiritualizadas adquiere, no obstante, una conexión con los funcionamientos separados de su presencia común. Como resultado de todo esto, no sólo el proceso total de su existencia fluye automáticamente, sino que casi todo el proceso del funcionamiento de su cuerpo planetario comienza a depender de impresiones casuales y externas percibidas automáticamente.

En muy raros casos, algunos de tus favoritos, que han alcanzado la edad responsable, entran en posesión de una genuina Razón pura, propia de los seres tricerebrados responsables. Esto ocurre por lo común del siguiente modo. Por ejemplo, sucede que, inmediatamente después de la separación del vientre materno, uno de los seres recién surgidos se encuentra, para el proceso de su formación subsiguiente, en unas condiciones ambientales en las que, por alguna razón, todas estas anormalidades —de las que está plagado todo el proceso de la existencia eseral externa de los seres tricerebrados que habitan en ese malhadado planeta— no lo afectan ni ejercen influencia automáticamente maléfica sobre él, y, como consecuencia de esto, los gérmenes que están presentes en él para las posibilidades de adquirir la Razón pura no tienen tiempo de atrofiarse hasta las raíces durante el proceso de su formación subsiguiente. Y, además, también ocurre a veces que, para la posterior formación de tal ser tricerebrado recientemente surgido en las mencionadas condiciones relativamente normales, su guía responsable durante su edad preparatoria para la existencia responsable es un ser tricerebrado que se había formado previamente, por casualidad, del mismo modo y en el funcionamiento de cuya consciencia despierta, gracias a la frecuente materialización de los deberes eserales de Partkdolg, habían participado en su presencia los datos que permanecieron enteros en su subconsciencia a fin de engendrar el Divino impulso de la «Consciencia».

Y así, este mismo guía que es consciente con la totalidad de su Ser de la importancia de la responsabilidad que ha tomado sobre sí con respecto a este nuevo ser que, en la forma mencionada, ha alcanzado ya su edad preparatoria, comienza a crear imparcialmente, toda suerte de «factores internos y externos» para la percepción de las impresiones correspondientes, con el fin de cristalizar en su presencia común los datos cuya totalidad pueda dar al ser tricerebrado que ha alcanzado la edad responsable el poder de ser «Svolibroonolniano» o, como dicen tus favoritos terrestres, la «potencia para no identificarse ni dejarse influir por lo exterior a través de las propias pasiones inevitables», y este impulso del ser engendrado en los seres con esos datos es el único que puede ayudarlos a adquirir la posibilidad de una constatación libre e imparcial de todos los fenómenos verdaderos que aparecen en los resultados cósmicos que los rodean.

6 de julio de 2012

2 de julio de 2012

Volví

La diferencia entre la vida y la muerte es un cerrar de ojos, un pensamiento, una mano que se abre, una mirada hacia cualquier lado. Eso es la muerte, un último instante cualquiera.