18 de abril de 2011

Pará un poco, en serio. Te está devorando el personaje.

Poder ver la vida como una especie de película portagonizada por uno, donde uno cambia constantemente de lugares, situaciones y caracterizaciones es interesante. Es otra de las maneras de acceder a esa mirada a través de la cual podemos vernos desde un lugar diferente al de la mente. Porque es ella la que nos hace creer que sólo somos eso. En verdad, el personaje puede asumir millones de características distintas a lo largo de la vida. Aunque siempre hay uno que te termina comiendo. Ese, es el que te hace sufrir.

13 de abril de 2011

Immerse your soul in love

No sé muy bien por qué, pero si pudieras transferirme todo tu dolor yo lo aceptaría con gusto con tal de verte feliz, desarrollando todo el potencial que tus conflictos no resueltos limitan. Vivir internamente todo lo que viví por muchos años tiene su parte más positiva. Ya no hay nada que me pueda quebrar.
Sé que sólo basta con mirarte para que entiendas que nunca vas a estar solo. Porque es lo que siento cada vez que me mirás. Recuerdo al conocerte estar sumida en la frustración de comprender la inexistencia del amor incondicional. Pero hoy sé que el amor no se analiza desde la mente, que en realidad el amor no es más que amor. Nada más ni nada menos que la expresión de lo que somos. Todo el aprendizaje de los últimos años en parte mayoritaria tiene que ver con vos. El espacio creado entre vos y yo. O, más bien, el no espacio. La fusión. La comprensión de que somos uno con todo.
Encontrar una persona en este mundo que me haya ofrecido su propio terreno fértil para desarrollarme, para crecer, para sufrir, para sacar lo más oscuro de mi, para aterrorizarme, para reir y encima sin tiempo, sin apuros, comprendiendo mis procesos, tolerando mis caídas y mis subidas, fue la expresión del amor en estado puro, de ser a ser. Mi propio terreno fértil hoy te lo ofrezco, para que plantes ahí lo que quieras, para que mueras y renazcas. Para que respires. Para que atravieses con amor todo lo que te toque vivir.