23 de junio de 2010

De vez en cuando...

está bueno estrellarse contra la mortalidad.
(siempre y cuando no te rompas la cabeza)

18 de junio de 2010

Optimistic

Es, por lo menos, raro alcanzar un nivel de conciencia por el cual todas aquellas cosas que parecían importantes ya no lo son. Pero más rara aún es su actitud optimista ante esto. No suele ser optimista, no es su fuerte. De hecho detesta a las personas optimistas. Tiene una manera de ver las cosas que es muy variable, inencasillable. Hoy se mira y no es para nada la de antes. Algo cambió, más bien, todo cambió. Hace rato que nada es lo que era. Por momentos es desesperante. Tan desesperante que hasta quisiera que las mismas boludeces que la hacían sufrir vuelvan a importarle. Pero no hay chances, no. Una vez que te das cuenta no hay vuelta atrás. Es como nacer de nuevo, como si precisaras aprender otra vez cosas tan básicas, como moverse por ejemplo. En otros momentos es ilusionante. La posibilidad de arrancar a caminar, de cero, con una conciencia completamente renovada, aún un tanto confusa y caótica, pero al mismo tiempo clara, tan clara como para darse cuenta de las cosas aún antes que sucedan. Las emociones ya no son las mismas. Ni siquiera sufre. El sufrimiento se elige, y ella se volvió incapacitada para elegirlo. Cuando ya pasaste la peor locura y zafaste de no ahogarte adentro, no te queda otra que salir disparado hacia adelante. De hecho, es como si las piernas se movieran solas. A veces es difícil encontrar a donde ir. Pero eso es puro verso. No hay adonde ir. No hay que ir a ningún lado.

10 de junio de 2010

Liberar

quiero vaciarme. respirar tan fuerte hasta expulsar la angustia hacia afuera. quiero mirarla de cerca, llorarle el alivio en la cara. quiero pegarle hasta dejarla agonizante. quiero decirle gracias y tocarla despacio, hasta disolverla. quiero mirarla de frente, quiero verla mientras se disuelve. después quiero saltar, correr, bailar sobre sus restos. tan fuerte que el mundo entero vibre al compás de mi ritmo liberado. quiero abrazarme tan fuerte. convencerme de ya no tener miedo. quiero correr hasta desaparecer y siempre llego a algún lugar.

1 de junio de 2010

Sonreir


Hace un esfuerzo enorme por sonreír. Porque no sabe si es lo que quiere. No sabe si lo hace naturalmente o se ve obligada. Muchas veces ríe maníacamente. Pero sabe que no es felicidad. Lo ve sólo como una descarga apresurada que le es imposible a través del llanto. Mira a su alrededor y todas las sonrisas le parecen falsas. Porque la vida de las personas les parece falsa. Sabe que si todos supieran lo que ella sabe, nadie podría sonreir.