27 de marzo de 2010

Dialecto Cardinal

Cuando el rumbo
no existe y lo que importa
es sólo la acción
para evitar el pánico a quedarse quieto
entonces las cosas
se mueven tan poco y de un modo
tan poco convincente
que
hasta los más imbéciles
descubren el truco.


Pablo Marchetti
"Dialecto pequeño, burgués"


P.D: Mi texto favorito del libro.
Gracias Lea !

20 de marzo de 2010

Presencia


su viaje fue parte de su vida, fluyó como fluyen las historias sin vueltas. Como fluyen las vidas de aquellos que simplemente son, que sencillamente viven. Su exilio fue un destierro sin dolor. Como los de aquellos que llevan el hogar en su esencia. Así pues, hizo del nuevo suelo su propia tierra. Y trajo vida al mundo, con la confianza y la seguridad de quien sabe que les aportará dignidad. Construyó el camino del abastecimiento de lo esencial. Cometió errores y aciertos, pero eligió.
Eligió el poder de decidir su propio camino, y lo caminó como un rey. El sabe que tiene sangre azul, pero sólo porque es rey áquel que camina la vida con una sonrisa a cuestas. Es el rayo de luz, la fuerza vital en acción. El que atropella, el que nunca se resigna. Es la risa que contagia amor, es la paz de los brazos que protegen lo que tocan. Habla con la nostalgia y la alegría entrelazadas con una armonía perfecta. Extraña la tierra que lo vio nacer, porque allí vive la adversidad que le dio la fuerza. Sus ojos cuentan el dolor atravesado, transmutado, disuelto, transformado en la energía de la vida, en el disfrute de lo sencillo, en la alegría de un banquete, en el trance de la música. Es el rayo fulminante y luminoso. Es la luz que transforma. Es la energía que nunca muere.



Hay personas en la vida que nos transforman con su presencia poderosa.
Para mi nono.

14 de marzo de 2010

Vacío


El vacío es el principio

8 de marzo de 2010

Florecer


Y llegó el día
en que el riesgo que corría por quedarse firme en el capullo
era más doloroso
que el riesgo que corría por florecer



Anais Nin

3 de marzo de 2010

Reflexiones


Me puse a pensar el por qué de mi entrada anterior. SOMOS.

Muchas veces escribo, porque se agolpan las palabras en mi cabeza y hacen fuerza por salir.
Finalmente las envío al mundo.
Es cierto, la mayoría de las veces no las pienso. Salen, las escribo y ya.
No quiero ser cínica, debo confesar que una vez terminado ese proceso, releo, muchas veces corrijo algunas palabras, y finalmente lo publico; pero tiene que ver con mi detallismo incansable, y mi dedicación en volver lo que escribo lo más perfecto posible gramatical y semánticamente hablando.

Es que pretendo ser entendida. Pero poco tiene que ver con seleccionar o corregir los contenidos de lo que escribo. A veces pienso que no los elijo.
Surgen, salen, y casi siempre me sorprendo al leerme.
Me da satisfacción cuando eso ocurre.
Es cuando sé que escribí desde mi ser y no desde mi mente.
Este es el caso de SOMOS.

Reflexiones...

A veces uno quiere llenarse de información, tiene hambre de conocer, de saber, de analizar las opiniones de otros, de absorber la realidad de donde surja más objetiva para poder formarse una idea, algo que nazca realmente de uno, que sea propio. Pero aún más importante que sea propio, es que sea fiel a lo que uno es. Y qué somos supuestamente? Cómo solemos definirnos?

A saber, somos un cúmulo, rejunte de experiencias y relaciones con los otros desde que nacemos, somos el contexto cultural económico y social, somos la situación en la que nos encontramos, somos lo que nos dicen, lo que vemos, lo que oimos.
Ahora, la pregunta es, somos todo eso? o creemos ser todo eso?
Sí, nacemos en una familia, rodeados de personas particulares, las experiencias que vivimos dejan su huella, vivimos en una sociedad particular, con su cultura particular, en un momento histórico específico. Lo que vemos u oimos o nos dicen nos influyen cero, o en mayor o menor medida, según de quien dependa.
Pero alguna vez pensamos en lo que SOMOS?
Porque nada de eso nos define realmente, y nada de eso nos determina, no son más que variables externas que varían de una persona a otra.
Que somos, entonces, despojados de todo aquello?

Somos una llama encendida,
totalmente libre de conceptos y definiciones.
Somos vida.


Antes me preguntaba por qué existimos, para qué existimos, si algo increíblemente especial nos espera a cada uno, como una meta a cumplir, individual, una especie de destino que aguarda ser realizado.
Hoy se que la única forma de existir, es estando presente
Cuando se toma conciencia de lo más esencial que hay en uno ,
eso llena de amor y confianza.
Y el amor y la confianza en la existencia nos dan seguridad, en nuestras decisiones, que ya no consideran "equivocadas o no", porque el SER no permite etiquetar, ni juzgar, ni condenar.
El concepto de decisiones equivocadas no existe, desde la perfecta certeza en que ser es vivir en el ahora, donde el pasado y el futuro no cuentan.

Y los juicios desaparecen.
Porque no se compara, no se reniega y no se resiente con el pasado,
ni se especula, ni se decide pensando en el futuro.
Soy, ahora, porque en el ahora vivo y en el ahora siento.
Y la muerte física no existe, porque en algún ahora moriré
pero mi presencia es infinitamente mayor que la muerte.
La muerte, hoy, para mi, es vivir preocupado por el futuro,
resentido por el pasado,
esclavo del tiempo, de las etiquetas,
atado de pies y manos por las sentencias de los demás.

Morir es ignorar nuestro poder para decidir absolutamente todo,
morir es ignorar lo que somos.


Vivir fuera de las leyes que esclavizan, fuera de las reglas estrechas, fuera de las teorías formuladas para las generaciones futuras. Vivir sin creer en el espejismo del paraíso terrestre, vivir para la hora presente y más allá del espejismo de la sociedad futura. Vivir y palpar la existencia del placer, orgulloso de las guerras sociales, es más que un estado mental: es una forma de ser, ya mismo.


2 de marzo de 2010

Somos



realidades paralelas,
en nuestras mentes
somos, quiénes somos? qué somos? cómo somos?
el remolino constante
en las cabezas
la brisa eléctrica
a través de los cuerpos
las burdas definiciones
de los demás
los pobres conceptos
acordados
Nada de aquello somos
mas, la presencia infinita
que nunca descansa
atraviesa todo aquello que nos toca
nos protege, cual instinto vital
es la fuerza, la vida y la verdad
lo único real
enterrado bajo los escombros
del mundo occidental.