10 de octubre de 2010

Conclusiones provenientes de músculos y huesos

Quiero perder el control. Estoy harta de tenerlo. No lo quiero más. Tengo miedo de que no me suelte. Porque tenerlo se volvió algo compulsivo. Y ahora que ya no lo quiero, no me quiere soltar.

No hay comentarios: